La CNMC (Comisión Nacional del Mercado y la Competencia), organismo español que regula los diferentes mercados (comunicaciones, finanzas, industria, etc.) acaba de publicar un estudio de 2016 en el que deja constancia que 9 de cada 10 usuarios de mensajería instantánea escoge Whatsapp frente a cualquier otro tipo de sistema de mensajería: Skype, Facebook, Line, etc. y que los usuarios que escogen Whatsapp para hacer una llamada o videollamada duplica al número de usuarios que escogen Skype para esta labor.

Por esto, el 29.9% de los usuarios utilizan Whatsapp para hacer una llamada de VoIP mientras que solo el 14,5% de los usuarios utiliza Skype para hacer llamadas de VoIP y el 8% utilizaría Facebook Messenger para comunicarse por VoIP con otros usuarios.

Cuando Google, Microsoft, Apple, Amazon o quien sea… ofrecen servicios gratuitos es principalmente para hacerse con lo más importante de un usuario: la confianza. Lejos de la frase “si algo es gratis, el producto eres tú“, lo verdaderamente importante para estas empresas es que seas “de la familia“, que cuando tengas que elegir, escojas un producto de ellos antes que de la competencia y así te vas labrando una infraestructura perfectamente integrada con el resto de componentes, pero prácticamente incompatible con los componentes de la competencia.

Hay que destacar que los usuarios se comportan en base a la filosofía del rebaño: “utilizar algo que utilizan todos los demás, simplemente por el hecho de que es lo que utilizan todos los demás”. Por lo tanto es de esperar que cuantos más usuarios activos tenga un servicio, mayor será su utilización. Poco importa al usuario de a pie que hayan aplicaciones mejores, al final el usuario utilizará aquella aplicación que sepa que puede utilizar con la mayor parte de sus contactos sin tener que decirle aquello de: instálate esta aplicación para poder hablar…

Si bien las grandes empresas de Internet lo que quieren al ofrecer servicios gratuitos es conseguir la “confianza del usuario”, las operadoras de telecomunicaciones han conseguido todo lo contrario. La mensajería es una batalla ganada por lo económico a las operadoras, y ahora tienen a los usuarios recelosos y enfadados evitando utilizar los servicios SMS pese a que la mayoría de las tarifas regalan este servicio (aunque si quieres enviar una foto por SMS, siguen cobrando los mensajes multimedia MMS a 1€ cada mensaje).

Por esta razón, Whatsapp no solo fue uno de los primeros si no que se hizo con lo más importante: la confianza del usuario. Si Whatsapp quisiera monetizar su aplicación, está claro que no cobraría por mensaje o los usuarios dejarían de utilizarlo, pero buscarían la manera de ganar dinero de otra forma de manera que los usuarios sigan utilizando esta aplicación como principal sistema de mensajería.

¿Esto significa que la VoIP residencial pasa necesariamente por alguna de las grandes empresas? No, por el momento. Dependerá mucho de las decisiones que se tomen por parte de los que ahora mismo tienen el poder (operadoras de telecomunicaciones) y de los movimientos estratégicos que tomen las empresas de software dueñas de las aplicaciones de mensajería, aunque suponemos que estas últimas no se van a pegar un tiro en el pie y van a seguir mejorando la aplicación para mantener su cuota de usuarios. Sea como sea o cambia mucho todo el panorama, o en el horizonte veo tantas posibilidades como gigantes de Silicon Valley.

Dejar un comentario

Archivos

© 2014 Sinologic, inc. All rights reserved.

Menú

Redes sociales