Grandstream es un fabricante que apuesta por la renovación continua, fruto de una filosofía que permite aprovechar las últimas novedades técnicas y tecnológicas en el campo de la VoIP. Hoy día es difícil que Grandstream disponga de un producto “anticuado” en especificaciones, lo que lo convierte en uno de los fabricantes de teléfonos VoIP más innovadores de la actualidad.

Hace unas semanas nos llegó el nuevo teléfono de Grandstream GXP1782, un teléfono que ya se puede comprar y que está orientado al ámbito empresarial. Tal y como anuncia el propio fabricante es “de gama media”, esto es ni la gama más económica, ni tampoco la gama más completa. Por el precio, habría que considerarlo dentro de la gama económica, pero viendo las características que incluye, se encuentra entre un gama media y alta, ahora veremos por qué.

Nuevo aspecto

El nuevo aspecto es mucho más atractivo para una empresa, tiene el frontal de color negro brillante lo que otorga una mejor imagen y bastante más presencia que el gris pintado de la gama GXP21XX.

También dispone de una forma más horizontal, quedando el microteléfono por encima de la pantalla.

La pantalla es un display LCD monocromo retroiluminado (y que se apaga completamente cuando no se usa) preside el primer vistazo del teléfono. Dicho display se encuentra rodeado de 8 teclas que disponen de leds para hacer las veces de BLF (monitorizar extensiones) y además llamar a las funciones básicas mientras que un led situado en la esquina nos informa de los mensajes que hay en el buzón de voz pendientes de ser escuchados.

Este teléfono es completamente diferente a cualquiera de los creados por Grandstream y pese a que tiene algún que otro parecido, el diseño es completamente original, más aún si miramos en la parte trasera: el GXP1782 dispone de un pie que se puede colocar en dos posiciones diferentes, quedando el teléfono más o menos inclinado según el gusto del usuario.

Funcionalidades de alta gama

Como decíamos, el teléfono tiene bastantes características que hemos visto únicamente en teléfonos de alta gama. Entre ellas, el soporte de un conector EHS (para descolgar desde el auricular), conectores de LAN y PC Gigabit y conector de auriculares.

Internamente, el interfaz es similar a los últimos modelos de teléfonos, de forma que alguien que sepa configurar un teléfono no va a tener que habituarse a un nuevo interfaz, sigue siendo prácticamente igual.

Tanto las teclas que rodean la pantalla como las de funciones son perfectamente configurables, y cuenta además con un conector USB

Lo único que le echo en falta es una pantalla a color con un fondo personalizable para considerarlo gama alta, efectivamente, la pantalla monocromo se hace algo escasa y aunque es práctica y su funcionamiento es correcto, la presencia que da una pantalla a color es la guinda que le falta al pastel. Claro está que con una pantalla a color, el precio estaría, seguramente, por encima de los 100€, pero aún así, podría ser un buen añadido para nuevos modelos de gama alta.

Grandstream apuesta por el conector microUSB

Una de las características que más me llamaron la atención cuando vimos el nuevo teléfono la nueva base inalámbrica de Grandstream (la Grandstream DP750) fue que el conector de alimentación era un microUSB, por lo que cualquier cargador de móvil medianamente potente podría servirnos en un momento dado.

Lo más curioso es que, utilizando dicho conector, también podríamos utilizar una batería inalámbrica de móvil y utilizar el móvil en lugares donde no tengamos un conector POE o una toma de corriente, con la única salvedad de tener que cargar la batería cada cierto tiempo. Lo más llamativo es que el teléfono se alimenta con 5V y 1A, lo que implica un consumo máximo de 5W, una cantidad muy inferior que la mayoría de teléfonos, lo que implica un ahorro eléctrico muy interesante al cabo del año.

Grandstream pionero en su apoyo por Opus

Como no podía ser de otra forma, el nuevo teléfono de Grandstream también dispone de soporte del códec Opus, el codec definitivo y el que, tarde o temprano, todos los teléfonos incorporarán.

Desde que vimos el GAC2500, el códec Opus ha estado presente en todos los modelos que han sacado, incluso en los últimos firmwares de algunos modelos también han incluido este códec, lo que muestra su firme apoyo a seguir investigando y añadiendo las últimas novedades de la VoIP.

Conclusión

He podido probar este teléfono durante varias semanas, lo que me ha permitido “disfrutar” el teléfono y darme cuenta de que es un gran teléfono que cumple. He intentado encontrarle cosas en contra, pero ha sido difícil ya que, como he comentado, tiene mucho de gama alta y poco de gama baja. Es uno de los mejores teléfonos que me he encontrado por su relación calidad-precio.

  • Es Sencillo: sin muchas florituras. Tiene los botones mínimos necesarios para darte cuenta que tienes un teléfono bastante completo, sin llegar a una nave intergaláctica.
  • Es Práctico: no hay funcionalidades raras a la vista. Igual hay algunas funcionalidades que no utilizarás, pero las que hay son importantes.
  • Es Barato: Como decía, entre 80€ y 100€ es un precio bastante bueno para un teléfono de estas características.
  • Es Bonito: Tanto el diseño de la forma como los colores y el panel “brillante” lo convierten en un teléfono bastante atractivo.
  • Buena respuesta: El teléfono tiene una fantástica velocidad de reacción, algo que es fundamental en un teléfono empresarial y que muchos no llegan a valorar lo suficiente.
  • Fácil de manejar: Sin haber configurado antes un teléfono Grandstream, cualquiera puede echarlo a andar en menos de 5 minutos teniendo los datos básicos de configuración, y como usuario, el sistema es bastante intuitivo para poder hacer transferencias, desvíos, poner en espera, no molestar, etc.

 

Dejar un comentario

Archivos

© 2014 Sinologic, inc. All rights reserved.

Menú

Redes sociales